Al reservar una furgoneta en Telefurgo se incluye sin coste adicional un seguro a terceros con franquicia. El importe de esta franquicia dependerá de la tarifa para cada tipo de vehículo y se especificará en el contrato de alquiler firmado al retirar el vehículo. Puedes obtener más información sobre este seguro con franquicia consultando aquí el precio del alquiler con fianza.

Pero si lo que necesitas es una cobertura a todo riesgo, en Telefurgo nos adaptamos a tus necesidades. Por ese motivo, te ofrecemos la posibilidad de contratar el extra COBERTURA TOTAL, siempre y cuando esté disponible en la oficina donde se vaya a realizar el alquiler.

Si decides contratar el extra Cobertura Total, Telefurgo se hará cargo de los posibles daños ocasionados en el vehículo con un límite de 1.500 €, siempre y cuando no se hayan producido esos daños por negligencia o imprudencia al volante.

Tanto el seguro con franquicia anteriormente mencionado como la cobertura a todo riesgo ( extra cobertura total), no cubren los desperfectos ocasionados por negligencia o imprudencia al volante, por lo que el cliente será responsable del buen uso de la furgoneta. También están excluidas de la cobertura de los seguros las averías no fortuitas, los daños en la mercancía transportada o la pérdida de la misma.

¿Qué no cubren los seguros por negligencia o imprudencia al volante?

  •   Pinchazos (Producidos por mala conducción o conducir en terrenos no asfaltados, etc).
  •   Daños causados a terceros por descuidos o conducción temeraria (Utilización de teléfonos móviles o GPS durante la conducción, conducir sobrepasando el límite de velocidad, etc).
  •   Repostaje de combustible equivocado (Ante cualquier duda puedes llamar a la oficina para asegurarte del tipo de combustible del vehículo).
  •   Daños en llantas y neumáticos (Abolladuras o golpes producidos por mala conducción, conducir en terrenos no asfaltados, no circular evitando golpear los bordillos, etc).
  •   Pérdida o rotura de llaves o mandos a distancia.  (Ante esta situación, avisa a la oficina donde alquilaste el vehículo).
  •   Robo del vehículo con las llaves en el contacto (Recuerda llevar siempre contigo las llaves cuando no utilices el vehículo).
  •   Daños en la tapicería y en las cerraduras (Quemaduras de cigarrillos, cortes, o daños por intentos de robo, etc).
  •   Otros daños en el interior del vehículo (Daños en el suelo del vehículo, suciedad excesiva, daños en el panelado interior de la caja, etc.).
  •   Daños o pérdida de los accesorios del vehículo (La antena, gato del vehículo, triángulos de seguridad, limpia-parabrisas, tapa del depósito, extintor, chaleco, kit anti-pinchazos, pérdida de documentación, etc.)
  •   Daños del motor debido a negligencia (Vehículo sobrecargado, mala conducción, etc).
  •   Daños en los bajos del vehículo (Por conducción en un terreno no asfaltado, sobrepasar un badén sin cuidado, etc).
  •   Daños en el techo o capitoné del vehículo (Por conducción bajo puentes o entrar en parkings con el límite de altura más bajo que el vehículo, etc).
  •   Daños por mal uso del embrague (Por apoyar constantemente el pie en el pedal del embrague, cambiar de marchas sin pisar a fondo el pedal, etc).
  •   Conducir bajo los efectos del alcohol o drogas.
  •   Otros daños ocasionados al vehículo por negligencia.

 

En caso de accidente, es obligatorio presentar el parte de accidente correctamente rellenado en la oficina donde se ha realizado el alquiler antes de 7 días.