Se encuentra usted aquí

Le entregamos el vehículo listo para disfrutar y con la cantidad suficiente de combustible para llegar a la gasolinera más cercana. Telefurgo no hace negocio con el combustible por lo que depende del cliente el dejar aproximadamente el mismo combustible con el que recogió el vehículo. Si el cliente dejase menos combustible del que se le entrega, previa notificación fehaciente, se le facturará cada litro necesario para repostar el vehículo. El litro de combustible, se cobrará según el precio que figure en la gasolinera más próxima al lugar de la entrega, el día en que se realiza la devolución del vehículo. En caso de existir dos o más gasolineras equidistantes, se tomará el precio de la gasolinera que ofrezca el combustible más barato el día de la entrega. Una vez realizado el cargo, se presentará la factura correspondiente al cliente. Así mismo, y en su caso, se le cargarán los gastos de desplazamiento. En caso de dejar combustible de más, Telefurgo no podrá efectuar la devolución de esta diferencia.